Una autoestima baja juega en tu contra

Vivimos en un entorno tan competitivo que muchas personas quedan descalificadas. A menudo podemos sentir que no somos lo suficientemente buenos como para ser aceptados y reconocidos simplemente tal y como somos.

Este sentimiento nos hace sufrir y nos mantiene en un estado de lucha constante por intentar cambiar lo que somos, por intentar ganar una carrera que en realidad no tiene fin.

No merece la pena pasarse la vida sufriendo. Todas las personas somos increíbles y todos tenemos una gran variedad de habilidades que podemos poner al servicio de los demás.

El problema no es solo nuestro, tiene que ver con el diseño social en el que estamos inmersos, incapaz de integrar todas estas habilidades en beneficio del conjunto.

Pensar: “yo no valgo nada” juega en nuestra contra y solo atrae soledad y aislamiento social. Preguntarse: “¿Qué puedo hacer de utilidad por los demás?” y ponerse en acción quizás no siempre de dinero, pero seguro que nos hará conocer a muchas personas, nos sentiremos satisfechos y volverá a tener sentido vivir en sociedad.

exclusion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *