Minimalismo existencial: Disfrutando de la sencillez

Últimamente sigo algunos blogs que hablan sobre minimalismo existencial, algunos de ellos recogidos en este artículo de vida en positivo. Me gusta el concepto de minimalismo existencial aunque no existe una definición cerrada, cada cuál lo hace suyo y lo incorpora a su vida de distintas maneras.

Para mí decidir llevar una vida sencilla es básicamente un tratamiento. Sirve para hacer frente a las consecuencias de un mundo consumista y repleto de constantes llamadas a la acción: compra esto o aquello, disfruta de unas maravillosas vacaciones, no te pierdas esta experiencia, haz algo que merezca ser recordado,… Al fin y al cabo decidir vivir con sencillez es, para mi, una decisión terapéutica: lo hago por motivos de salud.

La idea no la han inventado los bloggers claro, pero está de moda, de hecho el budismo Zen tiene siglos de historia y ya proponía un estilo de vida muy minimalista. Quizás el hecho diferencial de este siglo XXI es que estamos infoxicados, rodeados por toneladas de información que nos provoca una neurosis colectiva. Esta nueva tendencia/enfermedad no nos permite ni siquiera estar 5 minutos sin hacer nada, siempre tenemos que prestar atención a algo, muchos nos hemos hecho conscientes de que tenemos un problema y hemos buscado una solución: quitar cosas.

Llevar una vida sencilla en estos tiempos requiere compromiso, es como dejar de fumar cuando tus amigos, familia y pareja son fumadores: parece misión imposible pero sabes que si quieres estar sano no te queda otra. El primer paso es el principio de la liberación, darlo requiere estar convencido.

Tu vida es una cuestión de calidad, no de cantidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *