En negativo

Al parecer decir las cosas en negativo no está muy bien visto. Como si decir NO a algo fuera síntoma de pesimistas, la negatividad no es tan diferente de la positividad. Cuando interpretamos la realidad de manera dual tendemos a hacer dos bandos: los buenos y los malos, y así se justifican todas las guerras.

Pero no siempre que se dice NO a algo se está polarizando la realidad, puede ser que simplemente no te interese algo, lo que no quiere decir que sea malo o que niegues su existencia.

Podemos posicionarnos con nuestras creencias, siempre y cuando nos sean útiles para algo y aceptemos que no son verdades absolutas.

No necesito casi nada, no creo en dios, no quiero compromisos, no tengo que explicarme una historia épica sobre mi propia vida, no somos nadie, no me dejo esclavizar por mis ideas,…

Un comentario en “En negativo”

  1. Si yo te propongo que quedemos para cenar y tu me contestas que NO puedes, que tienes otras prioridades, es muy dificil que me lo tome en positivo… I por lo tanto decir NO tiene esa connotación intrínseca… Aunque a veces nos gustaría que se puedera relativizar todo en un efecto más neutro… Aunque poder escoger entre sí o no ciertamente te hace libre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *