Ser, hacer y tener

El otro día una buena amiga y coach me preguntaba:
— ¿Qué eres Sergi?
— Pues… soy una persona que intenta mejorar el mundo haciendo esto y aquello otro y lo de más allá…
— Eso no es lo que eres, eso es lo que haces

Me has pillado… ¿qué soy? no lo sé exactamente. Desde pequeño me enseñaron a producir (hacer) y a consumir (tener) pero en la escuela no invertíamos demasiado tiempo en aprender a SER. Si olvidamos cultivar nuestro ser estamos condenados a definir lo que somos únicamente a través de nuestras acciones o a través nuestras posesiones, con todo el sufrimiento que ello conlleva.

¿Cómo saber lo que uno es? Dejando espacio para que nuestro ser se exprese.

El modo de ser tiene como requisitos previos la independencia, la libertad y la presencia de la razón crítica. Su característica fundamental es estar activo, y no en el sentido de una actividad exterior, de estar ocupado, sino de una actividad interior, el uso productivo de nuestras facultades, el talento, y la riqueza de los dones que tienen todos los seres humanos. Esto significa renovarse, crecer, fluir, amar, trascender la prisión del ego aislado, estar activamente interesado, dar.

— Erich Fromm

Vienen al caso estas sabias palabras de Jose Luís Sampedro:

Con su magnifico final: Ser lo que uno es.

Divertimento vital

No tengo prisa pero ando apresurado. No tengo de qué preocuparme pero me sigo preocupando demasiado. Ese soy yo, aunque me gustaría cambiarlo…

Como diría Galeano:

Somos lo que hacemos para cambiar lo que somos

Para cambiar/mejorar lo que soy tengo en cuenta sobretodo estos factores:

  1. Dormir bien: Apago dispositivos digitales horas antes de irme a la cama, no conviene activar demasiado el cerebro antes de acostarse. Intento dormir siempre 8 horas.
  2. Hacer ejercicio: Básicamente me conformo con mantenerme activo, me desplazo caminando por la ciudad y de vez en cuando hago padel, flexiones, senderismo,…
  3. Alimentación saludable: Mis mejores recordatorios a la hora de comer son: evitar alimentos procesados y mezclar los mínimos alimentos posibles en cada comida.
  4. Relaciones: Dedicar tiempo para cuidar las relaciones. Somos animales sociales, es un imperativo biológico ¿no?
  5. Sentido del humor: Reír reír y reír, la vida no es tan grave como a menudo la queremos ver. Hay dos formas de ver la vida: como un drama o como una comedia y la diferencia solo está en el punto de vista.

Mi gran asignatura pendiente y objetivo para este año es el humor, creo que uno puede mejorar radicalmente su alegría de vivir si es capaz de tomarse las cosas con sentido del humor. De momento solo río a carcajadas en la intimidad, soy demasiado tímido como para reírme desinhibidamente en público. Increíblemente gestiono un portal de chistes aunque se me da bastante mal explicar chistes. Mis deberes para mejorar son: ver, escuchar y leer mucho humor, e ir haciendo alguna que otra broma o chiste fácil en público.

En el colegio me faltó la asignatura: Aprender a reírse. Tendré que ser autodidacta :)

Os dejo un video corto de un maestro, Miguel Noguera:

El fin de las estructuras basadas en el EGO

Nota: En cursiva habla el ego

A menudo siento miedo de prestar demasiada atención a mi ilusión por las utopías. No es posible, no vas a conseguir nada. Vas a acabar siendo un homeless y te arrepentirás de no haber mirado más por ti

Este pensamiento que me atormenta a mi y a tantos de nosotros es precisamente lo que retrasa la evolución de nuestra conciencia. Por suerte, personas como Tolle vaticinan el fin de las estructuras basadas en el ego y nos dan esperanza, pero por si acaso esperemos a ver que ocurre, aseguremos nuestro futuro por si las moscas.

El miedo a abandonar por completo los dictados del ego, lo hacen cada vez más fuerte.