Divertimento vital

No tengo prisa pero ando apresurado. No tengo de qué preocuparme pero me sigo preocupando demasiado. Ese soy yo, aunque me gustaría cambiarlo…

Como diría Galeano:

Somos lo que hacemos para cambiar lo que somos

Para cambiar/mejorar lo que soy tengo en cuenta sobretodo estos factores:

  1. Dormir bien: Apago dispositivos digitales horas antes de irme a la cama, no conviene activar demasiado el cerebro antes de acostarse. Intento dormir siempre 8 horas.
  2. Hacer ejercicio: Básicamente me conformo con mantenerme activo, me desplazo caminando por la ciudad y de vez en cuando hago padel, flexiones, senderismo,…
  3. Alimentación saludable: Mis mejores recordatorios a la hora de comer son: evitar alimentos procesados y mezclar los mínimos alimentos posibles en cada comida.
  4. Relaciones: Dedicar tiempo para cuidar las relaciones. Somos animales sociales, es un imperativo biológico ¿no?
  5. Sentido del humor: Reír reír y reír, la vida no es tan grave como a menudo la queremos ver. Hay dos formas de ver la vida: como un drama o como una comedia y la diferencia solo está en el punto de vista.

Mi gran asignatura pendiente y objetivo para este año es el humor, creo que uno puede mejorar radicalmente su alegría de vivir si es capaz de tomarse las cosas con sentido del humor. De momento solo río a carcajadas en la intimidad, soy demasiado tímido como para reírme desinhibidamente en público. Increíblemente gestiono un portal de chistes aunque se me da bastante mal explicar chistes. Mis deberes para mejorar son: ver, escuchar y leer mucho humor, e ir haciendo alguna que otra broma o chiste fácil en público.

En el colegio me faltó la asignatura: Aprender a reírse. Tendré que ser autodidacta :)

Os dejo un video corto de un maestro, Miguel Noguera:

Los 8 principios del optimista pragmático

¿Eres un optimista pragmático?

Ayer viendo Redes conocí los 8 principios del optimista pragmático definidos por Mark Stevenson y me parecieron muy interesantes:

  1. Se ambicioso, no te conformes con cualquier cosa para tu futuro. Hay que estar preparados para soñar con el futuro tal como queremos que sea.
  2. Involúcrate en proyectos más grandes que tu: Las personas que hacen cosas que merecen la pena, están en proyectos que son más grandes que ellas mismas. Es como si te debieras a un fin superior, sea este del tipo que sea.
  3. Comparte tus ideas, no las protejas. Cuando las ideas se comparten, crecen, se amplifican. Una idea aislada puede acabar estancada.
  4. Toma las decisiones como un ingeniero, basándote en los principios de la evidencia científica, en los hechos objetivos. No se trata de decidir según las propias creencias sino en base a aquello que está probado que funciona. Un buen contra-ejemplo sería el de los políticos, que toman las decisiones basados en su ideología y no en lo que realmente funciona como hace un ingeniero cuando construye un puente.
  5. No pasa nada si te equivocas, de hecho equivocarse es una manera de avanzar hacia el acierto.Como dice Seth Godin: “la mejor manera de empezar a avanzar es tomando el camino equivocado.”
  6. Somos lo que hacemos y no lo que tenemos intención de hacer. Somos lo que hacemos y no lo que sentimos o imaginamos. Y la mejor manera de ser lo que somos es por tanto llevándolo a la práctica.
  7. Mantén tu cinismo bajo control pues tras el cinismo hay una falta de ambición y la creencia de que las cosas no pueden o no valen la pena cambiarse. El cinismo es una buena excusa para la pereza ya que si no va servir nada, para qué hacer nada.
  8. Vas a perder, mentalízate: Trata de pensar cualquier proyecto como un torneo en varias rondas. En cada ronda, vas a fallar un número de veces, mayor al principio y menos conforme tus ideas se vayan conociendo y comprendiendo. En la primera ronda vas a perder 9 veces de cada 10. Por tanto,vas a fallar muchos intentos al principio e irás acertando de manera paulatina cada vez más. Trata de no confundir una ronda con el torneo entero.

La innovación es el lugar en donde las ideas practican el sexo.

Mark Stevenson

10-optimista

La falsa democràcia

En este vídeo de Vicenç Navarro, Catedrático de Economía Aplicada en la Universidad de Barcelona, como en tantos otros se denuncia que el poder del dinero controla al poder del pueblo y por tanto se produce la paradoja de que en una democracia se vela antes por el interés de algunos que por el interés general.

No es nuevo, pero en estos momentos de dificultad máxima queda patente que hay mucho que cambiar, y parece que solo se puede hacer algo desde la acción más decidida y comprometida. Yo no fomento el salir a la calle a quejarse, abogo por cambiar estilos de vida desde las comunidades de personas para depender cada vez menos de personas con las que no compartimos los valores más esenciales.